Reforma integral de la vivienda de María Jesús y Pablo

María Jesús y Pablo se acaban de comprar una vivienda de 175m2 en el centro de Madrid, y nos han encargado la realización de la reforma integral de su nueva casa.

En esta ocasión la reforma la ejecutamos desde la realización de los planos, la obra integral y la decoración de la misma incluyendo la carpintería.

Realizamos una redistribución integral con demolición de todos los tabiques, incluyendo los tabiques exteriores para optimizar la cámara de aire de los muros, además los suelos y techos también fueron quitados para hacerlos nuevos.

En la demolición conservamos la cúpula del techo del pasillo central como elemento decorativo, junto a las molduras de escayola y el suelo de baldosa hidráulico para su reutilización posterior.

Empezando por la paredes, colocamos el nuevo aislamiento térmico con paneles de corcho en todos los muros exteriores, mejorando así la eficiencia energética y el ahorro de energía en la casa.

Todos los tabiques interiores se realizaron mediante estructuras metálicas, con aislamiento térmico y acústico y doble placa de cartón yeso, además de la utilización de placas antihumedad en las zonas húmedas.

La nueva instalación eléctrica se realizó según la normativa, incluso el cambio de la acometida, como la iluminación con halógenos led y luz indirecta utilizando tiras de led, siempre con el uso de luz cálida.

Para la instalación del agua fría y caliente se realizó con tubería multicapa y dos termos eléctricos cada uno de 100 litros de Flex siempre pensando en la calidad de los materiales.

La instalación del aire acondicionado se realizó mediante conductos con sistema de regulación independiente para cada instancia de la casa, aumentando el conford y el ahorro energético.

Con la nueva redistribución realizada optamos realizar duchas de obra para los 3 baños de la casa, teniendo en cuenta las necesidades del cliente para un acceso mejor a las duchas y con mamparas de cristal a medida hechas por nuestro cristalero.

El alicatado y solado de los baños se realizó con doble encolado (baldosa y soporte) y un sistema de crucetas de autonivel para una terminación precisa de la colocación de las baldosas.

Para la decoración de los techos se reconstruyó gran parte de la moldura original de escayola para todo el piso, para ello se tuvo que realizar un molde nuevo de un trozo original en buen estado. A la cúpula del pasillo central se le dio un toque de luz indirecta para resaltar y dar profundidad a la que denominamos la “joya de la corona” durante la obra.

En la cocina recolocamos el suelo de baldosa hidráulica, que fue recuperada de una de las habitaciones, manteniendo así parte de la historia del piso.

Para la calefacción se optó por mantener y rehabilitar los radiadores existentes de la casa, mediante una limpieza a chorro de arena y lacándolos de nuevo al horno, quedando como nuevos pero con el estilo original y ese aire vintage.

Destacar el cambio de las ventanas por unas ventanas de PVC con cristales “silence” para mejor insonorización de la casa.

Se realizó un mueble de separación a medida en DM lacado en blanco entre el pasillo central y el salón.

Toda la carpintería de los armarios empotrados son lacadas en blanco y las puertas se eligieron sin tiradores y con un interior adaptado a las necesidades de nuestro cliente.

Para el suelo se optó por una tarima flotante de máxima calidad con acabado en madera natural de roble de una sola pieza y con cuatro lados biselados.

Este es el espectacular resultado de la nueva casa de María Jesús y Pablo.