Reforma integral de la cocina de Beatriz

En esta ocasión Beatriz se pone en contacto con nosotros para que la asesoremos y veamos las posibilidades de su cocina.

En los planos realizados por nuestra decoradora, le aconsejamos una remodelación de su actual cocina, y para ello había que realizar una reforma integral de la misma y tras la aceptación del presupuesto nos ponemos manos a la obra.

Empezamos con la retirada de los muebles de la cocina y del tendedero, y una vez libre de obstáculos, seguimos con la demolición del tabique y el techo del tendedero para ampliar la cocina, generando así un espacio diáfano más amplio.

Picamos y retiramos todo el alicatado antiguo pero dejamos el suelo actual como soporte para el nuevo suelo.

Redistribuimos la instalación de la fontanería, optimizando el circuito y los materiales, la instalación eléctrica, con nuevos puntos de luz, y la instalación del gas.

Una vez terminados dichos trabajos, revestimos las paredes mediante el tendido de yeso maestreado y alisando el mismo preparando las paredes para que se queden listas para pintar.

Nivelamos los techos para unificar la parte del tendedero y de la cocina, que estaban a diferente altura, y para ello utilizamos placas de escayola dejándolos nivelados y unificados.

Para la colocación del suelo aconsejamos a Beatriz un suelo porcelánico de baldosas cuadradas de 1 metro por 1 metro y de 3,5 milímetros siendo muy dura pero a la vez extrafina. La colocación de las baldosas la realizamos mediante un doble encolado y crucetas autonivelantes según nos indica nuestro fabricante.

Los muebles son realizados a medida por nuestro fabricante en madera de haya clara, realizando así un perfecto contraste con la encimera negra de silestone.

Para la pintura elegimos un blanco cristal y campana de filtros oculta en un panel negro brillo a juego con la encimera.

Y éste es el espectacular resultado de la reforma integral de la cocina de Beatriz.