Césped artificial en una parcela en Lozoya

Desde Lozoya nos contactó Federico, un cliente disgustado por los problemas que el césped natural genera, un gran gasto de agua para mantenerlo, calvas o zonas secas, zonas encharcadas por hundimientos del terreno, bichos y otros tantos problemas más.

Así que le recomendamos nuestro césped artificial, le asesoramos entre nuestro catálogo de muestras, y una vez elegido el modelo que más se ajustaba a las necesidades de su jardín, nos pusimos manos a la obra.

Empezando con la retirada de la capa vegetal mediante maquinaria, la cual la depositamos en el vertedero. Posteriormente pasamos a la realización de la capa de preparación del soporte, con revoltón, que es arena y grava mezclado, compactando y nivelando el terreno mediante plancha mecánica.

Colocamos la manta geotextil mediante grapas y clavos en función de la necesidad de anclaje, para evitar que crezcan malas hierbas y que cuando llueva se pueda crear barro.

El siguiente paso es replantear los paños de césped artificial. Siempre replanteamos el terreno para que queden las menores juntas posibles, una vez planteado, realizamos los recortes perimetrales y de alrededor de la piscina, los árboles y en especial a una roca que dejamos como elemento decorativo en medio del jardín.

Una vez realizados estos trabajos pasamos al pegado de las juntas y el anclado del césped artificial mediante grapas y clavos.

Para finalizar repartimos la arena de sílice, cepillado con la barredora, para que quede todo unificado y que no se noten las uniones, e higienizado del césped con un perfume especial para evitar bichos.

Aquí podéis ver las imágenes de antes, durante y finalización de nuestro trabajo.

Federico a día de hoy sigue encantado con su césped artificial y los disfruta junto con su familia.